jueves, 20 de agosto de 2009

Amazon impulsa ventas


Gracias al Kindle de Amazon.com, las ventas de e-book están subiendo de forma vertiginosa, esto después de estar de capa caída durante más de una década.

El pionero dispositivo para lectura de libros electrónicos domina el mercado estadounidense, pero quizás no por mucho tiempo.

Actualmente, muchos teléfonos son suficientemente complejos y tienen pantallas cómodas para usarse como dispositivos de lectura electrónica. Además, la lectura de e-book en computadora ya es sorprendentemente popular.

Las ventas de e-book reportadas a la Asociación Estadounidense de Editores han estado subiendo agudamente desde principios de 2008, justo después del lanzamiento del Kindle.

Es el mejor crecimiento económico continuo que el sector haya visto desde que el Foro de Internacional de Publicaciones Digitales empezó a seguir sus ventas en 2002, una señal de que los e-book podrían estar a punto de irrumpir finalmente en la corriente principal de mercancías.

Las ventas de e-book en Estados Unidos de abril a junio de este año crecieron más de tres veces frente al segundo trimestre de 2008, informaron más de una decena de editores.

Las ventas totales reportadas a precios de mayorista fueron de 37.6 millones de dólares, que representan menos de 2% del mercado global de libros, pero la cifra subestima las ventas de e-book, porque no todos los editores contribuyen al informe total.

La cifra también excluye libros de texto, un área donde los e-book han hecho incursiones sustanciales.

Aunque otros medios digitales, como los discos compactos, los DVD y las canciones en formato MP3 mostraron tasas de crecimiento fuerte desde sus inicios, los e-book han tenido un arranque comparativamente lento, como un fragmento diminuto de las ventas globales de libros desde hace más de una década. En varios periodos, las ventas de hecho bajaron de un año a otro mientras los editores vacilaban en su compromiso e interés.

Los dispositivos de lectura electrónica más conocidos, el Kindle y el Reader de Sony, intentan emular la apariencia de las páginas impresas con una tecnología conocida como "tinta electrónica".

El Kindle tiene una conexión inalámbrica directa a la tienda de Amazon, lo que significa que los usuarios pueden comprar y descargar libros al dispositivo en unos cuantos minutos.

Por su parte, el Reader no tiene capacidad inalámbrica y necesita conectarse a una computadora para bajar libros de Internet.

Amazon no está apostando exclusivamente a su Kindle. En marzo comenzó a ofrecer un programa para que los usuarios de iPhone puedan ingresar a su tienda del Kindle. También ha atraído a otros creadores de programas para la lectura de e-book en teléfonos inteligentes, pero estos programas no pueden ingresar a la tienda del Kindle.

Sarah Rotman Epps, una analista de la firma Forrester Research, afirma que aunque el Kindle ha detonado el interés de los consumidores en los e-book, las descargas de programas para lectura para teléfonos inteligentes han superado por mucho las ventas de Kindles.

El programa Stanza para los dispositivos iPhone y iPod, por ejemplo, ha sido descargado más de dos millones de veces en Estados Unidos desde el tercer trimestre del año pasado, en comparación con los más de 900,000 Kindles vendidos hasta el primer trimestre de este año, según cifras estimadas por Rotman Epps. Lexcycle, el fabricante de Stanza, fue adquirido en abril por Amazon, que no revela las ventas del Kindle.

"Habrá un mercado para los dispositivos especializados de lectura, pero hay un mercado potencial aún más grande para lectura en dispositivos que la gente ya posee, como teléfonos inteligentes", agregó.

Fuente:http://www.cnnexpansion.com
Fecha:19/08/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog