jueves, 20 de agosto de 2009

El nuevo Sportback de Audi


Audi mezcla los conceptos coupe y familiar (o Avant en la terminología de la marca alemana), en el nuevo Audi A5 Sportback, el tercer integrante de esta gama de modelos de la firma de los cuatro aros y que se une al cabriolet o descapotable y a la berlina coupe y que ya se puede contemplar en el concesionario oficial Hercos Parayas o en el exterior del Palacio de Festivales, donde permanecerá unos días expuesto.
El A5 Sportback con sus innovadoras formas inaugura un segmento con su carrocería de cinco puertas y se empezará a comercializar el próximo mes de septiembre. En su diseño como coupé de cinco puertas destaca el gran portón trasero que encaja con la estética de la zaga, mientras que el perfil del spoiler y el difusor integrado proporcionan una imagen atlética, a la que se unen las cuatro puertas sin marco y unas ventanillas estrechas. A pesar de que la altura exterior es menor que la de un A4 Sedán y de que el perfil superior desciende en la parte trasera, el Sportback ofrece un espacio similar en el interior tanto para las piernas como en distancia al techo.
Las motorizaciones del A5 Sportback incorporan los últimos avances en las mecánicas de inyección directa, pues el ciclo diesel cuenta con el sofisticado sistema de rail común TDI, mientras que los propulsores de gasolina están basados en el concepto FSI.
Todas las mecánicas cumplen con la normativa europea EU5 sobre emisiones contaminantes y las variantes diesel están equipadas, además, con filtro de partículas.
La gama de lanzamiento está compuesta por dos motores de gasolina y tres diesel. En el primer ciclo se integran el 2.0 TFSI quattro de 211 CV y el V6 3.2 y tracción quattro, que desarrolla 265 CV, y ambos se ayudan del sistema Audi valvelift, que permite alcanzar una potencia mayor y un par más alto con un menor consumo de combustible.
En cuanto al gasóleo están el 2.0 TDI de 170 CV con caja manual de seis velocidades y sistema start/stop; el 2.7 TDI de 190 CV; y el V6 3.0 con 240 CV, además de la tracción integral quattro.
El control de estabilidad ESP de nuevo desarrollo con bloqueo electrónico del diferencial en el eje delantero garantiza una notable mejora en la respuesta de la dirección y compensa con eficacia las reacciones provocadas por los cambios de pesos.
El complemento para este conjunto tecnológico es el sistema Audi Drive Select Dynamic Driving, que permite al conductor elegir entre tres modos diferentes de puesta a punto, con influencia sobre las respuestas del acelerador, los puntos de cambio de marcha para las transmisiones S tronic de siete velocidades o multitronic, y el funcionamiento de la servodirección.

Fuente:http://www.eldiariomontanes.es
Fecha:20/08/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog