sábado, 1 de agosto de 2009

Windows 7


La semana pasada, describí el agobiante y tedioso proceso que les espera a los usuarios de Windows XP en octubre si eligen actualizar sus computadoras con la nueva edición del sistema operativo de Microsoft, Windows 7. Esta semana, explicaré algunos otros detalles y cuestiones ligados a la puesta al día de una PC con Windows 7, aun si tiene Windows Vista, desde el cual es mucho más fácil hacer la transición.

A diferencia de la adaptación desde XP, que pese a sus años sigue siendo la versión más común de Windows, actualizar desde Vista es relativamente simple. Es un proceso directo que preserva todos sus archivos, configuraciones y programas personales.

No obstante, incluso esta transición más sencilla involucra algunas opciones y limitaciones que pueden ser confusas para la mayoría de los usuarios, así que trataré de aclararlas. En esta columna, escribiré sobre las actualizaciones simples y directas para el usuario promedio. No hablaré de métodos más complejos que requieren acciones como formatear o dividir discos duros.

A diferencia de Vista, Windows 7 no requiere hardware más potente. Debería funcionar bien en casi todas las computadoras que actualmente usan Vista, e incluso en muchos de los modelos más actuales que tienen XP. De hecho, exige un poco menos de capacidad que Vista. Por ejemplo, Microsoft ha demostrado repetidas veces cómo Windows 7 funciona en netbooks de baja potencia que se bloqueaban con Vista.

De todas formas, al igual que Vista, Windows 7 será vendido en una variedad de ediciones diferentes, por lo que decidir cuál comprar puede ser confuso. Existen seis versiones diferentes, algunas de las cuales sólo estarán disponibles en ciertos países. Una es para grandes empresas y otra, una edición llamada Starter, está dirigida para los mercados emergentes, entre los que la compañía incluye a América Latina. Según Microsoft, esta versión está diseñada para usuarios principiantes, con herramientas adicionales e instrucciones para hacerla aún más fácil de usar.

La mayoría de los consumidores probablemente elegirá Windows 7 Home Premium, que en EE.UU. costará US$120 para actualizar y posee todos los elementos clave de Windows 7. La versión que se encuentra un escalón arriba, llamada Professional, incorpora algunas funciones adicionales que pueden ser especialmente útiles para los usuarios que trabajen en empresas grandes o usen programas especiales más antiguos. En particular, esta edición, a diferencia de la versión Home Premium, puede conectarse de forma remota a ciertas redes corporativas que utilizan un sistema llamado "pertenencia a un dominio". Además, la versión Professional tiene la capacidad de ejecutar programas antiguos de Windows XP que de otra forma no funcionarían en Windows 7. Esta versión cuesta US$200 para los que quieran actualizar su sistema operativo.

La otra elección probable es la Ultimate, que combina todos los elementos de las otras ediciones pero cuesta US$100 más para actualizar que Home Premium.

Hay limitaciones sobre qué computadoras con Vista pueden ser actualizadas directamente a las varias versiones de Windows 7. En general, sólo se podrá actualizar la versión actual de Vista a la edición comparable de Windows 7. Por ejemplo, Vista Home Premium puede sólo ser actualizada a Windows 7 Home Premium. Esta regla tiene dos excepciones. Cualquier versión de Vista puede ser actualizada a Windows 7 Ultimate, si está dispuesto a gastar el dinero extra, y Vista Home Basic puede ser cambiada a Windows 7 Home Premium.

Las tres versiones comunes de Windows 7 para consumidores pueden funcionar dentro de máquinas virtuales, como las computadoras virtuales Windows creadas en computadoras Macintosh de Apple usando los software Fusion y Parallels. De todos modos, las reglas de actualización siguen vigentes.

Después de instalar Windows 7, podrá cambiar de Home Premium a Professional con poco esfuerzo extra, aunque por una suma adicional, usando un programa de Microsoft llamado Windows Anytime Upgrade. Esto desbloquea las funciones adicionales de Professional que, de hecho, ya estaban en su computadora pero estaban escondidas. Podrá hacer lo mismo para migrar a Ultimate.

Sin embargo, existe otra complicación. Para cada una de las tres principales versiones de Windows 7 para consumidores, en realidad hay dos ediciones. Una es para computadoras con procesadores estándar, de 32 bits, y la otra para las que tienen chips más modernos de 64 bits. El problema es que no se puede actualizar directamente de la versión de Vista para 32 bits a Windows 7 para 64 bits, lo que añade otra complicación.

La mayoría de los fabricantes de PC ofrece actualizaciones gratuitas, o muy baratas, a Windows 7 si compra una PC con Vista ahora. Hacen esto, en cooperación con Microsoft, para evitar que la gente espere hasta octubre para comprar una computadora nueva. Cada empresa tiene reglas ligeramente diferentes. Este programa de actualización gratuita no es de ayuda si usted simplemente desea quedarse con su actual computadora y actualizarla a Windows 7.

Fuente:http://www.prodiario.com.ar
Fecha:01/08/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog