lunes, 12 de noviembre de 2007

Historia de Fila


Fila revoluciona el mercado

Fila es sinónimo de crear estilo sobre la pista. La firma deportiva italiana, con casi un siglo de existencia, inicia su expansión en el mercado español a través de tiendas propias y franquiciadas. Diseño, vanguardia e innovación marcan los artículos de esta cadena de moda deportiva, que ya cuenta con 54 establecimientos en Italia y espera abrir en España una veintena de tiendas.

Seducir a golpe de tejidos, de vanguardia, de vestir a campeones sobre las pistas más duras y que no se les resistan. Fila ha trazado una línea de unión entre el deporte y la moda, consiguiendo, a día de hoy y tras décadas de éxitos, posicionarse como una de las marcas deportivas con mayor reconocimiento, dentro y fuera de Europa. La firma, que nació en Italia hace casi 100 años, ha iniciado su expansión en España, y lo hace través de tiendas propias y franquiciadas. Espacios abiertos, cargados de elegancia y diseño, luminosos donde se expone lo último en tecnología y diseño deportivo son los establecimientos que en breve inundarán las calles de las principales ciudades de España.

Expansión firme

En Italia, el reconocimiento de sus establecimientos por el público es un hecho tangible. Con 54 tiendas abiertas -51 de ellas en régimen de franquicia- la compañía ha trazado un plan de expansión que le llevará a contar con 84 establecimientos para el año 2008. El objetivo es seguir creciendo y hacerlo generando diseño, sin escapar del estilo y la innovación que caracteriza a la marca de sus comienzos.


Ventas en tienda

No sólo se trata de una de las primeras firmas del mercado, reconocida, sino que su capacidad de imponerse por delante de sus competidores les ha llevado a crear un estilo de tienda muy personal. Los establecimientos Fila disponen de entre 80 y 100m2 de luz y diseño, curvas y tecnología para embaucar al cliente desde que entra por la puerta hasta que sale del local. Sus ventas son constantes durante todo el año, no existe un desequilibrio importante entre los meses de verano e invierno. De hecho, el porcentaje de ventas se encuentra bastante equiparado. El 60% de los artículos que se venden mas y más rápido corresponden a prendas deportivas, mientras que el resto se divide entre calzado y accesorios.

Objetivos de Fila

Con esta etapa donde el retail desempeña una función clave y crucial para los destinos de la compañía, Fila pretende reforzar la imagen de la marca, unificándola en los diferentes mercados; de ahí, que el papel que desempeñe la red de tiendas en España es crucial para seguir evolucionando.

Por otra parte, el objetivo de la firma es también transmitir el concepto de colección de la empresa al consumidor, que llegue al cliente final; así como desarrollar y potenciar un nuevo canal de venta más directo: las tiendas. De esta forma, también se consigue un "feedback" directo del mercado, sobre los gustos, las preferencias, las tendencias. No se trata de un proyecto simplemente, sino de un fuerte plan de desarrollo, bien fundamentado con expectativas y donde la clave está en hacer crecer esta cadena de tiendas. El franquiciado que entre en este negocio lo hace de la mano de un grupo fuerte, preparado, conocedor de su sector y de sus competidores y con la solidez que da la experiencia.

Con el peso de la historia

Fundada en 1911 por los hermanos Fila, cerca de los Alpes italianos, la firma de moda deportiva ha tenido tiempo suficiente para generar tendencia a su alrededor. La marca se desarrolló pasando de la producción de los tejidos a la creación de ropa interior y al final, de prendas deportivas. La calidad de sus productos y accesorios han servido de modelo para que campeones de la talla de Bjorn Borg, Tom Watson, Reinhold Messner y Alberto Tomba no hayan dudado a la hora de calzarse y vestirse con prendas de esta marca. Desde un principio, Fila se posicionó en la parte alta del mercado como productor de accesorios y prendas deportivas. El reconocimiento que de la marca hace el consumidor europeo es prueba fidedigna de ello. El 68% de los europeos conoce la marca, mientras que, el 32% la reconoce entre las firmas deportivas de cabecera. La compañía está presente en el mercado italiano con 54 tiendas, tres de propiedad y 51 en régimen de franquicia.

Tiendas con nombre propio

La innovación de Fila se traslada a sus puntos de venta. Su red de tiendas se caracteriza por la innovación y la puesta en escena de elementos diáfanos que comunican y enganchan al cliente. Sus establecimientos respiran e invitan al consumidor a adentrarse en algunos de los distintos ambientes que recrean. En las tiendas de Fila hay espacio para accesorios y prendas de cualquier especialidad deportiva: ‘running’, tenis, fitness, ski, montañismo... ‘El movimiento’ se convierte en el nexo común de los distintos ambientes del establecimiento, espacios amplios, con objetos curvos, realizados de pura tecnología, que sirven para exponer todos los artículos y que crean una nebulosa donde todo parece flotar. La firma ha querido trasladar el vanguardismo y la elegancia propia de sus prendas a sus puntos de venta y lo ha hecho con resultados tangibles.

Puntos clave

• Sin canon de entrada ni royalties
• Inversión desde 70.000 euros
• Mercancía en depósito y devolución del producto no vendido
• Margen elevado durante todo el año, incluido épocas de rebajas
• Asesoramiento en la gestión del punto de venta
• Decoración y escaparatismo coordinados desde Fila Europe Spa
• Establecimientos de vanguardia a partir de 100 m²
• Ciudades a partir de 50.000 habitantes


Historia extraída de:
http://www.infofranquicias.com

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog