martes, 8 de septiembre de 2009

Audi A5 Sportback


Audi presenta el A5 Sportback como un nuevo concepto de automóvil. Por definición, se trata de un vehículo de cinco puertas, con una trasera larga y de trazo fluido, que combina lo mejor de diferentes segmentos del automóvil. Por un lado, es sugerente y elegante como un coupé y, a la vez, resulta cómodo como una berlina y práctico como un modelo de carrocería familiar. Tras el lanzamiento de las versiones Coupé y Cabrio, el Sportback se convierte en el tercer miembro de la familia de modelos A5.

Según afirma la propia firma alemana, el A5 Sportback impone nuevas tendencias en el diseño de automóviles. En este coupé de cinco puertas se ha trabajado para ofrecer unas líneas elegantes. Su altura es 36 milímetros inferior a la de la berlina A4 y otros detalles, como el corto voladizo delantero, la extensa distancia entre ejes, la anchura de vías y las cuatro puertas sin marco con su estrecha franja acristalada conforman una imagen global que combina con acierto deportividad y elegancia.

Uno de los objetivos de este vehículo es ofrecer un interior espacioso y un confort elevado en las cuatro plazas disponibles, sin renunciar por ello a su distinguido estilo exterior. El puesto de conducción, como es habitual en la firma de los cuatro aros, ofrece todo tipo de regulaciones para optar a la posición deseada según estatura y preferencias. Asimismo, se anuncia un excelente espacio entre filas de asientos, que eleva el confort de los ocupantes de las plazas traseras. El portón del maletero es de grandes dimensiones y proporciona un cómodo acceso a un espacio que cuenta con un volumen inicial de 480 litros, casi idéntico al de un A4 Avant. Abatiendo los asientos traseros, este espacio puede aumentar hasta los 980 litros.

Motores eficientes
El nuevo A5 Sportback equipa seis eficientes motores de la familia Audi, todos ellos de inyección directa y todos cumplen con la normativa europea sobre emisiones contaminantes EU5. Además, equipan de serie un sistema de recuperación de energía, capaz de recuperar energía en las fases de frenado y deceleración y de almacenarla provisionalmente en la batería.

La oferta de gasolina está compuesta por dos propulsores de la familia TFSI de Audi, con dos litros de cilindrada y potencias respectivas de 180 y 211 CV. Los que son más exigentes con el rendimiento podrán optar por un propulsor V6 FSI, de 3,2 litros de cilindrada, con potencia máxima de 265 CV. Todos incorporan el Audi valvelift system, tecnología que incrementa el rendimiento y reduce el consumo.

La oferta diésel se inicia con el motor 2.0 TDI de 170 CV, que combina un buen rendimiento con un brillante consumo de 5,2 litros a los 100 km y unas emisiones contaminantes deCO reducidas para un vehículo de su tamaño hasta 137 g/ km. Este propulsor incorpora el sistema de arranque y parada, que incrementa la eficiencia, sobre todo en zonas urbanas. El segundo escalón de potencia está confiado a un motor 2.7 TDI, de 190 CV. La versión más potente es el bloque 3.0 TDI de 240 CV, equipado con la caja de cambios S tronic.

Tracción integral Quattro
La seguridad y eficacia son objetivos prioritarios y para ello la firma alemana pone a disposición del nuevo A5 Sportback todo un arsenal de tecnología de última generación. Tanto el motor diésel 3.0 TDI como las motorizaciones de gasolina de 211 y 265 CV equipan de serie la tracción integral Quattro. Por su parte, el motor gasolina V6 FSI y el diésel 3.0 TDI pueden combinarse en opción con un diferencial deportivo de nuevo desarrollo, con distribución variable de la fuerza motriz entre las ruedas del tren trasero, proporcionando mayor dinamismo y seguridad.

Finalmente, los dos motores diésel TDI equipados con tracción delantera, el 2.0 TDI y el 2.7 TDI, así como el motor gasolina 2.0 TFSI de 180 CV, se benefician de otra innovación, un sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico en el eje delantero, que aumenta la agilidad y evita el subviraje.

El A5 Sportback puede disponer del sistema Audi drive select, que permite al conductor modificar a su voluntad diversos parámetros del vehículo. El sistema se combina de manera modular con al menos uno de los tres componentes opcionales siguientes: el diferencial deportivo, la regulación adaptativa de la amortiguación y la dirección dinámica con desmultiplicación variable.

Fuente:http://www.lavanguardia.es
Fecha:07/09/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog