martes, 8 de septiembre de 2009

Cadillac SRX


Se trata de un crossover hecho en México, perteneciente a la división más lujosa de GM y una camioneta que bien podría considerarse como totalmente nueva, ya que su generación anterior no parece haber tenido mayor presencia en nuestro mercado.

El nuevo SRX rompe con un concepto de mayores dimensiones y, de mayor gasto en todos los sentidos, convirtiéndose en un actualizado y auténtico crossover compacto de súper lujo, con base en una estrategia clara de downsizing con beneficios muy claros en prácticamente todos los aspectos, a excepción de la pérdida de la tercera fila de asientos presente en el SRX, ahora de la generación anterior.

Mejora en todo sentido

De entrada, diremos que su precio es de $597,000, el cual es menor que los U$69,000 que costaba en el 2003 el SRX de la generación anterior.

Cuenta con 12 centímetros menos de largo, 5.2 centímetros menos alto y es 160 kilos más ligero, junto con un motor de seis cilindros en lugar de ocho, dan como resultado un ahorro en consumos en ciudad de más de 30% si lo comparamos con el anterior SRX y con un diseño diferente, inspirado tanto en sus líneas exteriores como por dentro, en el lenguaje de diseño de Cadillac conocido como Art and Science, y visto por primera vez en el Cadillac CTS, nos hace evidente un mayor enfoque en la estrategia de producto de Cadillac, dejando las tres filas de asientos para los modelos más altos de la gama y convirtiendo al SRX en un crossover más personal, más lúdico y también para familias mas pequeñas.

Un Cadillac

Del tamaño de la Chevrolet Captiva con quien comparte mucha tecnología, el nuevo SRX está más que desmarcado y diferenciado no sólo estéticamente, sino también a nivel de prestaciones, justificando un posicionamiento radicalmente diferente y sobre todo su mayor precio. Utiliza una modificación de la plataforma Theta de GM, lo cual le da un carácter único.

Hay que notar los estampados exteriores totalmente originales, la línea de cintura ascendente, el frente con los genes Cadillac, la parte trasera heredada del modelo de la generación anterior con un diseño de las calaveras verticales a base de leds que nos puede recordar a modelos Cadillac de finales de los 50, junto con el sistema de iluminación a base de Xenón, forman parte del paquete diferencial para este vehículo de la División Cadillac, y sí, efectivamente mucho cromo que puede gustar o parecer exagerado, pero que definitivamente forma parte de un gusto muy americano y, por tanto, parte de la identidad de la marca.

Por dentro, la gran calidad de los interiores de GM no es sorpresa y tratándose de la División más lujosa, que es Cadillac, esto se hace más notorio. La calidad de los plásticos, la utilización de materiales auténticos como madera y aluminio, detalles como las costuras de la tapicería y las líneas que nos remiten al Cadillac CTS son un fiel reflejo de un enfoque más juvenil y actual de los Cadillac del siglo XXI.

Más de Cadillac


Reflejo de los tiempos actuales, el SRX se beneficia en cuanto a equipamiento de muchos de los avances de esta época, como la posibilidad de almacenar música en el disco duro de 40 GB del sistema de sonido Bose de 10 bocinas, independientemente de contar con Bluetooth, así como entradas para USB y auxiliar.

Cuenta también con una pantalla retráctil en la parte superior de la consola central, sensible al tacto y que además del acceso a los elementos del sistema de sonido muestra las imágenes captadas por una cámara trasera, ayudándonos a las maniobras de estacionamiento a través de trayectorias virtuales, y aunque no está disponible de momento para nuestro mercado, puede albergar la información del sistema de localización satelital.

Cuenta también con el sistema de encendido a través de un botón, sin necesidad de insertar la llave, basta que ésta esté cerca o en el interior del vehículo para funcionar, desde luego todos los ajustes de los cristales, de los seguros, del gran techo panorámico que abarca 70% del techo y de los asientos son eléctricos, contando estos últimos tanto con calefacción como con aire acondicionado.

Las plazas traseras pueden disfrutar de un sistema de entretenimiento y DVD, a través de dos pantallas instaladas en la parte trasera de las cabeceras de los asientos delanteros con audífonos inalámbricos y control remoto.

Tracción total

En cuanto a su tren motriz, resulta destacado el hecho de que el nuevo SRX cuenta con tracción integral con diferencial trasero autobloqueante, lo cual le permite variar la distribución de la fuerza motriz entre las dos ruedas traseras, redundando no sólo en una mayor seguridad, sino además en una calidad de marcha mejorada.

Si bien comparte la plataforma Theta, la cual se modifica y se usa en otros modelos como Captiva de Chevrolet. Los directivos de Cadillac comentan que para el Cadillac SRX, se llevaron a cabo ciertas adecuaciones, lo que es un hecho es la perfecta sensación de rigidez y buen ensamble de la carrocería, junto con un muy buen trabajo en cuanto a la insonorización de la cabina.

Congruente con la estrategia de convertir al SRX en un vehículo más racional y más eficiente, la motorización escogida para nuestro mercado ha sido el ya conocido motor de GM de seis cilindros 24 válvulas y tres litros de desplazamiento, que me parece adecuado y suficiente para circular tanto en ciudad como en carretera.

Hablamos de 265 caballos de fuerza y 223 libras-pie de torque que con la tracción integral y su peso proporcionan aceleraciones graduales sin que el hecho de llevarlo al límite en condiciones de manejo normales resulte poco frecuente. El sonido del motor así lo refleja, aunque la alternativa de gestionar los cambios por la vía secuencial sin clutch, aunque algo lenta de reacciones, nos permite aprovechar al máximo su potencial.

Muy cómoda de manejo, la suspensión viene equipada con un sistema de amortiguación variable que contribuye también a que su calidad de marcha sea de lo mejor, ya que si bien busca prioritariamente el confort, es capaz también de proporcionar gran precisión y control al curvear a mayor velocidad.

La dirección cuenta con la firmeza adecuada para ser comunicativa y a la vez amigable a la hora de maniobrar lento, por ejemplo al estacionarnos.

El sistema de frenos lo encontramos en línea con las potencialidades del vehículo, sin fatigas ni calentamientos por lo menos en condiciones de manejo normales.

Importante en cuanto a seguridad activa, el sistema Stability Track, coadyuvante en cuanto al control de tracción y estabilidad del SRX.

En suma


Con dimensiones más contenidas que su antecesor, se ha visto enriquecido por una mayor eficiencia en prácticamente todos los apartados, enfocándose más claramente hacia un segmento de crossovers más personales o para familias más pequeñas.

Si bien comparte mucha de la tecnología de otras divisiones de GM, el Cadillac SRX está suficientemente diferenciado, gracias a un nivel de prestaciones superior en cuanto a equipamiento, seguridad y lujo tanto interior, como en sus líneas exteriores, reteniendo e incorporando fielmente los valores de la marca más exclusiva de General Motors.

Una cabina lujosa, con una iluminación interna espectacular al encender y apagar el vehículo o al entrar y salir del mismo, unos asientos muy cómodos y una marcha silenciosa aderezan la experiencia siempre especial de circular en un Cadillac y ciertamente el caso de esta nueva generación del modelo SRX, no es la excepción.

Fuente:http://mundo52.com
Fecha:03/09/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog