martes, 8 de septiembre de 2009

Vodafone busca una contra estrategia


Hemos comentado varias veces, desde esta redacción, la competencia por ganarse al usuario entre fabricantes de dispositivos y los operadores; ambos se necesitan, pero ambos pelean por prevalecer en la mente del usuario. El balance de poder estaba más o menos bajo control, hasta que BlackBerry primero y Apple después destaparan la forma de incrementar el poder de los fabricantes de dispositivos, achuchados por una competencia feroz entre ellos y unos márgenes a veces no muy saludables.

La entrada del iPhone ha provocado una cascada de lanzamientos de tiendas virtuales de aplicaciones y plataformas para celulares capaces de volatilizar la marca de los operadores, cuyos reclamos tecnológicos y cobertura ya no tienen el efecto de hace tan sólo 24 meses, cuando los mercados aún no estaban saturados y nadie sabía aún cómo sacarle partido a la 3G.

Algunos operadores, como AT&T, consiguieron la exclusividad del iPhone, y la fama del dispositivo también propulsó la marca del operador, no por encima del fabricante de dispositivos, pero por lo menos por encima de sus competidores, el resto de operadores. Al igual que la competencia iniciada por cobertura y tecnología, el apoyarse en el iPhone para destacar sobre el resto de operadores es un arma de doble filo en el largo plazo.

Vodafone, que se quedó sin la exclusividad del iPhone por no querer compartir ingresos por los servicios de datos generados por el dispositivo, parece ir en otra dirección, una donde pareciera que los fabricantes de dispositivos están en vías de extinción.

Y es que esta semana se conoce que el operador planea lanzar, para el cuarto trimestre del año, ocho nuevos dispositivos que cubren todo el rango de posibilidades. Desde teléfonos de gama baja, hasta teléfonos fashion, con pantalla táctil o uno de gama alta con un teclado QWERTY, como los utilizados por algunos de los smartphones de los principales fabricantes.

Estos lanzamientos, que se apoyan en teléfonos anteriores presentados por el operador bajo su marca –y que algunos analistas decían que eran una represalia contra los fabricantes-, coinciden con el reciente anuncio de su propia tienda virtual de aplicaciones. Es decir, con ocho nuevos dispositivos marca Vodafone –que hasta podría intentar vender en otros mercados como el chileno, ya que en ese mercado Vodafone tiene un acuerdo de cooperación con Entel PCS- y su propia tienda de aplicaciones, pareciera que el operador se está convirtiendo en un fabricante de dispositivos en toda regla, que además, dados sus volúmenes, pronto podría estar entre los 10 primeros.

No dudamos de que la estrategia persigue, precisamente, fortalecer la marca del operador frente a la de los fabricantes de dispositivos y los creadores de plataformas para celulares y servicios Web móviles.

Fuente:http://telesemana.com
Fecha:08/09/2009

Electrónica y Fotografía

Marcas y modelos de celulares

Gagdets tecnológicos

Archivo del blog